Blog personal dedicado al análisis de la política nacional española y la local pitiusa y balear. Este es el blog de un militante de Unión Progreso y Democracia. Español, agnóstico, librepensador, demócrata.

sábado, 22 de mayo de 2010

Hasta cuando la denigración moral de esto...

En relación con mi anterior post acerca del problema moral-filosofico que plantea el toreo, estas estremecedoras imágenes que aquí se muestran son la prueba más fehaciente de lo que en mi escrito anterior defiendo. ¿Hasta cuando la vida y muerte de otros seres humanos será un espectáculo?




  +++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

15 comentarios:

  1. Hasta este momento me había negado a verlas y me arrepiento de no haber continuado negándome. Pero, si no se han encontrado buenas las otras razones, deberían bastar al menos éstas para dejar de una vez de mostrarnos primitivos.

    ResponderEliminar
  2. Que no, Pepe. Que no, Carlos. Que los toros no son esto. Y reconoceréis que la terrible carga emotiva de estas imágenes no permite juzgar la Fiesta con la frialdad que se requiere para analizar y juzgar objetivamente cualquier fenómeno. Si este blog fuera un ring, este argumento sería un golpe bajo...

    Los aficionados no van a la plaza a ver esto, te lo puedo asegurar. Máxime si hablamos de Julio Aparicio, que ha sido capaz de lo más mediocre pero también de lo más sublime en el toreo. El primer Julio Aparicio, el de antes de las grandes juergas, llevaba a los aficionados a las plazas como al que va a disfrutar de un espectáculo soberbio de danza, o una interpretación magistral de Bach. Belleza en movimiento. Y es ahí donde disfruta y aplaude el aficionado. El riesgo, como en la Fórmula 1, va aparejado a los toros, pero la cornada ni es el objetivo de la faena ni la desea nadie.

    Suerte para Aparicio.

    ResponderEliminar
  3. Juan, no creo haber dicho para que vá el público.
    Es un espectáculo primitivo por muchas virtudes que se le encuentren. Suponiendo que uno no crea que toros y caballos sufren, ES siempre sangriento y el riesgo de la persona en cuestión no me parece comparable con la F1, en donde cada vez es más difícil que haya una tragedia, se hacen correcciones. Hay riesgo en muchos quehaceres pero en este tema es gratuito y se podrían demostrar arte y habilidades sin 'ese' riesgo, esa sangre y ese maltrato.
    LOS TOROS SÍ SON ESO Juan, puede que sean mucho más también, pero SON eso. Insisto, si la danza o un concierto incluyeran lo que incluye La Fiesta, serían otra cosa muy diferente (y desagradable). Y si esto fuera un ring, no habría venido, por razones parecidas.

    ResponderEliminar
  4. No podemos saber si el morbo de la muerte humana en directo es o no un componente del espectáculo taurino. No podemos, puesto que la fiesta taurina, tal y como ahora es y siempre ha sido ejecutada, no segrega el 'arte' coreográfico del riesgo a morir corneado.

    Como ese riesgo es inherente a la manifestación cultural, los espectadores se exponen voluntaria o involuntariamente a ser testigos y -por qué no- procuradores de tales infortunadas circunstancias.

    No soy anti taurino, soy anti atentados contra la dignidad humana. De todos modos, se pueden habilitar medidas de protección al torero, que no se implementan:
    - casco
    - traje de luces de kevlar
    - armadura de kevlar en zonas delicadas
    - dispositivo paralizante a distancia del toro de tal modo que apretando un botón, una descarga eléctrica le paralize.

    ¿cambiaría en algo eso la coreografía y la 'belleza' del espectáculo? No creo, pero ¿cuantas entradas se venderían?

    Ahh, el vil metal.

    Y que conste que el argumento del pretendido derecho animal me parece misérimo.


    Y lo de la F-1, eso habría que hablarlo, tampoco me parece de recibo. El día en que los campeonatos se celebren con coches teledirigidos, entonces podremos decir que eso es un deporte.

    ResponderEliminar
  5. Citizen, Juan y tú me estáis sorprendiendo y reconozco que no gratamente. El porque no sabía yo que defendía La Fiesta. Tu porque parece que tienes claro, o eso he entendido, que los animales o no padecen o no merecen. Tanto si lo del casco etc. lo has dicho en serio como si no, yo sí sería partidario, pero para mí faltaría resolver el tema de los implicados involuntariamente.
    Ya hay deporte con teledirigidos. La F1, como otros deportes y aficiones, debemos aceptarla, pienso yo, pues ahí si que, habiendo riesgo como en tantas cosas, sí se toman cada vez más medidas y sí que avanzamos y cada día es más raro una tragedia en la F1 o en las motos, etc.
    Sería excesivo, creo, clausurar hasta ese punto lo que no sea 100% seguro. Un extremo, y yo odio los extremos.

    ResponderEliminar
  6. En el tema del sufrimiento o derecho animal no quiero entrar.

    Lo grave es anteponer la reivindicación del derecho animal lo más principal que es el debate ético, como hacen todos o casi todos los críticos con la fiesta.

    En ambos casos, la naturaleza humana queda relegada a un segundo plano. Eso es lo que me saca de mis casillas. No es esa la cuestión, no es eso....

    Lo del casco, etc. evidentemente lo digo de coña, pero es perfectamente realizable (e incluso patentable oyes).

    ResponderEliminar
  7. ¿No se practica también el boxeo con casco, y el jockey sobre hielo, y el motociclismo?

    ResponderEliminar
  8. Mirad, por una vez Sabina estuvo bien: "Sé que es indefendible por eso no lo intentaré, pero a mi me gustan los toros" o algo así

    ResponderEliminar
  9. Tremendo lo que leo en este post.
    ¿Vosotros sois los que queréis dedicaros a la política?
    ¿Este es el portavoz de UPyD Baleares?
    Sin comentarios.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo, por un lado te doy la razón. Por otro te pediría que no te escondas y que 'digas más'. Con comentarios.

    ResponderEliminar
  11. Estic molt emocionat per que aquest post ha batut es rècord de comentaris d'aquest humil blog.

    També estic molt content per descobrir que tenim es nostre primer 'Troll' oficial, que anònimament desacredita i ridiculitza, sense aportar cap raonament. Estem bastant sa nostra massa crítica política i això es nota amb detalls com aquest.

    Encara que siga signat anònimament, els comentaris deixan 'olor' i podem saber de quina classe de ciutadà es tracta.

    Es un ciutadà (o ciutadana) que llegeix regularment la web d'UPyD i la blogosfera associada. Potser per estar al tant des nostres avaços programatics.

    Per la mena de comentari, es tracta d'un polític en ejercici de la seva funció ja que diu "¿I vosaltres voleu dedicar-vos a sa política?" I així, ell mateix es posa dalt del pedestal dels escollits, dels dotats intelectual i moralment per a ser fars de sa civilització i llum de la societat.

    Si no te prou feina i es dedica a perdre es temps picotejant la blogosfera dels seus adversaris això vol dir que es un alt càrrec o un càrrec de rellevància amb tot el temps del mon i res que fer. ¿El candidat a Troll oficial es potser un parlamentari balear, un regidor d'algun ajuntament? Qui sap. No pareix que sigui un aturat sensa feina o un jubilat o un funcionari.

    Molt de gust de coincidir en aquest humil indret senyor o senyora anònim.

    ResponderEliminar
  12. Aunque hablo catalán y mallorquin, Citizen, no lo intentaré por escrito. Respeto a las lenguas y no estaría a la altura.
    En cuanto a Trolls, etc. seguramente va por ahí el tema. Y es otra forma más de demostrar cómo se hacen las cosas hoy por hoy. Incluso a la hora de 'debatir' se muestran zafios y ruines.

    ResponderEliminar